¿La duración del proceso de ultracentrifugación se correlaciona con el aislamiento exitoso de exosomas?

FAQs об исследованиях

La literatura actual no muestra un consenso sobre la teoría de que un tiempo de centrifugación más largo ayuda a aislar más exosomas sin que disminuya la calidad.1 Algunos investigadores sostienen que, para reducir la contaminación de la sedimentación final con exceso de proteína, debe evitarse la centrifugación más allá de 4 horas.3 Otros informan del éxito de un protocolo de gradiente de densidad que requiere más de 16 horas de centrifugación.,4 mientras que otros afirman que ciertas vesículas deben centrifugarse de 62 a 90 horas para alcanzar una densidad de equilibrio.5,6 El tiempo óptimo de centrifugación puede muy bien depender de la línea celular que se estudie.2 Por el momento, se necesita más investigación sobre este tema.



[1] Lobb RJ, Becker M, Wen SW, et al. Optimized exosome isolation protocol for cell culture supernatant and human plasma. J Extracell Vesicles. 4; 27031: (2015). doi: org/10.3402/jev.v4.27031.

[2] Jeppesen DK, Hvam, M, et al. Comparative analysis of discrete exosome fractions obtained by differential centrifugation. J Extracell Vesicles. 3; 25011: (2014). doi: org/10.3402/jev.v3.25011.

[3] Cvjetkovic A, Lötvall J, Lässer C. The influence of rotor type and centrifugation time on the yield and purity of extracellular vesicles. J Extracell Vesicles. 3; 23111: (2014). doi: org/10.3402/jev.v3.23111.

[4] Taylor DD and Shah S. Methods of isolating extracellular vesicles impact down-stream analyses of their cargoes. Methods. 87; 3–10: (2015). doi: org/10.1016/j.ymeth.2015.02.019.

[5] Palma J, Yaddanapudi SC, Pigati L, et al. MicroRNAs are exported from malignant cells in customized particles. Nucleic Acids Res. 40; 9125–9138: (2012). doi: 10.1093/nar/gks656.

[6] Aalberts M, van Dissel-Emiliani FM, van Adrichem NP, et al. Identification of Distinct Populations of Prostasomes That Differentially Express Prostate Stem Cell Antigen, Annexin A1, and GLIPR2 in Humans. Biol Reprod. 86; 82: (2012). doi: 10.1095/biolreprod.111.095760.