Ganador del primer premio mundial CARES HIV/AIDS anunciado en IAS 2018

MIAMI, EE. UU. (18 de julio de 2018) - Evah Namakula, una joven trabajadora comunitaria africana de 28 años de edad, ha ganado el primer premio mundial CARES VIH/SIDA, diseñado para reconocer a las personas corrientes que han
demostrado “cuidado, dedicación y compromiso” en sus comunidades como parte de la lucha contra la enfermedad. La Sra. Namakula lanza el premio 2018 en la reunión de la Sociedad Internacional del SIDA en Ámsterdam (23-27 de julio).

Evah Namakula recibiendo el premio Cares

Evah Namakula Receiving Cares Award

En su primer año, el Premio CARES se centró en la dedicación de las personas corrientes en África, una de las áreas del mundo más afectadas por el VIH/SIDA. Tiene dos categorías de ganadores: una persona, la Sra. Namakula, y una organización. En su primer año, este premio fue al Hillcrest AIDS Centre Trust (HACT), una organización benéfica sudafricana que se ocupa de algunas de las personas más pobres y desfavorecidas de África. Cada año, la organización ganadora recibirá una subvención de 5500 dólares proporcionada por Beckman Coulter Life Sciences a través de la Fundación Beckman Coulter. La subvención se otorga a nombre del ganador individual, pero su trabajo no se puede vincular.

Un jurado independiente calificó de "notables" los logros de la Sra. Namakula en su comunidad local ugandesa para disipar el estigma del VIH/SIDA. También es embajadora juvenil mundial de

Reach Out Integrity (ROI) África, donde ayuda a promover la salud y la responsabilidad sexual en los jóvenes. Evah ha fundado recientemente su propia organización benéfica IGNITE para llevar adelante su trabajo.
La Srta. Evah forma parte de la Young African Leaders Initiative (YALI) establecida por el presidente Barak Obama para potenciar las habilidades de liderazgo en la juventud africana. Como voluntaria de YALI, ha estado trabajando como
mentora de liderazgo en las comunidades y escuelas locales, ayudando a desarrollar habilidades de oratoria pública.

Evah, inspirada desde niña por la determinación de su madre y sus hermanos, dijo: “Ya me había convertido en una activista, pero fue mientras trabajaba en el laboratorio de mi hospital local que me di cuenta de cómo podía usar mis conocimientos médicos para ayudar a reducir el mito que los jóvenes de mi comunidad tenían sobre el VIH/SIDA”.

“Evah es una joven inspiradora y será difícil seguir sus pasos”, dijo Samuel Boova, director de desarrollo de alianzas, mercados de VIH de alta carga, de Beckman Coulter. “Ella es exactamente el tipo de líder juvenil que el presidente Obama deseaba desarrollar en el África del futuro y nos sentimos honrados no solo de tenerla como nuestra primera ganadora, sino también de contar con su apoyo en el lanzamiento de la iniciativa
mundial.

“El premio brinda una plataforma al trabajo y a las historias de aquellos que vemos como héroes no reconocidos de las comunidades individuales. Son personas que han mostrado dedicación individual, compromiso y valentía o que han marcado la diferencia en la lucha contra el VIH/SIDA.

“Sin embargo, no es solo el ganador final lo que deseamos reconocer públicamente. Esperamos que el premio anime a las comunidades a conocer y honrar el trabajo de cada nominado, a fin de que cada vez más personas den un paso adelante para ayudar y apoyar a quienes viven con el VIH/SIDA”.

Los posibles candidatos para el premio CARES 2018 pueden ser enfermeras, trabajadores sanitarios, coordinadores nacionales, científicos de laboratorio e incluso médicos. Podría incluir a gente común que esté activa en actividades de divulgación comunitaria o a un trabajador social que ofrezca asesoramiento sobre el SIDA. CARES apoya el objetivo 90-90-90 de UNAIDS para garantizar que para 2020 el 90 % de todas las personas que viven con VIH conozcan su estado de VIH; el 90 % de todas las personas con infección por VIH diagnosticada reciban tratamiento antirretroviral ininterrumpido y el 90 % de todas las personas que reciban tratamiento antirretroviral tengan supresión de carga viral.

Se centra en fomentar soluciones innovadoras para la monitorización del tratamiento del VIH y el SIDA. Se inspiró en el trabajo de la profesora Debbie Glencross, una patóloga líder de laboratorio sudafricana, que encontró una forma económica de medir el recuento de CD4 de un paciente, un tipo especial de glóbulos blancos que puede indicar lo comprometido que podría estar el sistema inmunitario de una persona. La profesora Glencross es directora y patóloga principal de la unidad de citometría de flujo del departamento de hematología del Hospital Académico Charlotte Maxeke de Johannesburgo.

La monitorización del sistema inmunitario de un paciente a través del recuento de linfocitos CD4 debe realizarse por tecnología láser en un analizador de sangre especial, el citómetro de flujo. Sin embargo, en muchas partes del África rural, los equipos y la infraestructura simplemente no han estado disponibles para hacer pruebas a los pacientes, obtener sus muestras de sangre para enviarlas a un laboratorio y luego informar de los resultados. Según explicó la profesora Glencross: “Estamos trabajando para permitir que los laboratorios de las comunidades más pequeñas puedan ampliar la disponibilidad de la prueba a fin de satisfacer la demanda cumpliendo aún con los requisitos del Servicio dek Laboratorio Nacional de Salud. Esto permitirá unas mejores prácticas clínicas y de laboratorio, reduciendo a la vez el tiempo de entrega de los resultados”.

Al contar las linfocitos CD4, los grandes laboratorios de los hospitales globales primero diferencian entre los tipos de glóbulos blancos, los cuentan y luego calculan el número de linfocitos CD4 en cada millonésima de litro de sangre. Aunque es preciso, este método puede resultar laborioso. Por el contrario, en lugar de pasar por un proceso costoso y largo de aislamiento de los anticuerpos individuales, el enfoque ingenioso de Glencross utiliza una ecuación matemática. Ella se dio cuenta de que utilizar el recuento de glóbulos blancos como punto de referencia estable eliminaría la necesidad de pasos de control de calidad adicionales, manteniendo al mismo tiempo los estándares.

Las nominaciones para el premio de 2018 deben realizarse a través del sitio web, donde las normas de entrada, los nombres de los jueces y las causas oficiales que probablemente se beneficien estarán disponibles.