Coulter Counter serie Z Características

Cuente y determine el tamaño de células o partículas en el intervalo de tamaño de 1 a 120 micrones con el Coulter Counter serie Z

Para una exactitud, velocidad, versatilidad y precisión superiores, los modelos Z1 de umbral simple y doble utilizan el principio Coulter: el método de referencia aceptado para el recuento y la determinación del tamaño celular. Las aberturas estándar están disponibles en cinco tamaños. Las aberturas con ampolla insertable se pueden utilizar para volúmenes de muestra muy pequeños.

Los modelos Z1 con umbral simple y doble utilizan el principio Coulter (método de zona de detección eléctrica) para contar células o partículas en el intervalo de tamaño de 1 a 120 micrones.

Características del producto

  • Sin mercurio
  • Concentración o recuentos celulares absolutos
  • Calibración con un solo botón
  • Compacto
  • Certificado para ISO 9001 por NSAI Quality Assurance
  • Tecnología definida por la norma internacional (ISO 13319:2000: determinación de las distribuciones de tamaño de partículas - Método de zona de detección eléctrica)
  • Homologado por ETL Testing Laboratory
  • Almacena hasta cinco configuraciones de análisis (es decir, perfiles)
  • Configuración de tamaño elegida por el operador

COULTER COUNTER Z1

Modelo Z1 de umbral simple para un recuento celular total rápido

Configure el umbral de tamaño para contar células iguales o superiores al ajuste establecido. El modelo de umbral simple es ideal para un sistema completamente automatizado para la rápida enumeración de cultivo de tejido relativamente uniforme y células sanguíneas de la mayoría de las especies.

Modelo Z1 de umbral doble para trabajar con plaquetas o numerosos tipos de células de diferentes tamaños

Recuentos celulares o partículas en tres regiones

  • Igual o superior al tamaño más bajo seleccionado por el operador
  • Superior al ajuste de tamaño superior
  • Entre dos selecciones de tamaño

COULTER COUNTER Z2 para mayor capacidad de distribución de tamaño de la población celular

Al igual que el Z1, este instrumento utiliza el principio Coulter para el recuento y la determinación del tamaño celular. Las capacidades adicionales incluyen las siguientes:

  • Distribución de tamaño de una población celular
  • Gráfico completo de distribución de tamaño, estadística de tamaño y recuentos entre las áreas seleccionadas por el usuario del gráfico
  • Recuento acumulado y % por encima y por debajo de un tamaño determinado por el cursor posicionado en el gráfico

Recuentos promedio y datos canalizados de hasta 10 análisis consecutivos con el Z2

Cuente y determine el tamaño de más células para una distribución de tamaño promedio más uniforme y mayor confianza estadística en los resultados.

Data Acquisition Software

El software AccuComp® basado en Windows está disponible para un cálculo rápido y preciso, y la visualización de las estadísticas de los datos de las muestras del Z2.

Características de AccuComp

  • Estadísticas de distribución del tamaño
  • Archivo de datos
  • Análisis de tendencias de tamaño
  • Superposiciones de resultados
  • Promedios, gráficos y tablas
  • Informe personalizable
  • Capacidad de importación/exportación de datos.

El Principio Coulter

Mientras Wallace H. Coulter trabajaba bajo contrato para la marina de los Estados Unidos a fines de la década de los cuarenta, desarrolló una tecnología para contar y determinar el tamaño de las partículas usando mediciones de impedancia. La tecnología fue desarrollada en un principio para contar células sanguíneas rápidamente al medir los cambios en la conductancia eléctrica como células suspendidas en un fluido conductor que atravesaba un pequeño orificio. Actualmente, más del 98 % de los contadores celulares automatizados incorporan esta tecnología, que se denomina como principio Coulter. En los últimos setenta y cinco años, la tecnología también se utilizó para caracterizar miles de diferentes materiales industriales particulados.

Los sistemas de instrumentos Beckman Coulter que utilizan este principio se denominan instrumentos COULTER COUNTER®. Fármacos, pigmentos, rellenos, tóners, alimentos, bebidas, abrasivos, explosivos, arcilla, minerales, materiales de construcción, materiales de revestimiento, metales, materiales de filtro y muchos otros tipos de muestras se han analizado utilizando el principio de Coulter. Este método se puede utilizar para medir cualquier material particulado que pueda suspenderse en una solución de electrolito. Las partículas de tan solo 0,4 µm y hasta las de 1600 µm de diámetro pueden medirse de forma habitual. Se han documentado más de 8000 referencias a los usos de esta tecnología.

En un instrumento COULTER COUNTER, un tubo con una pequeña abertura en la pared se sumerge en un vaso de precipitados en el que las partículas están suspendidas en un electrolito de baja concentración. Se colocan dos electrodos, uno dentro del tubo con abertura y otro fuera del tubo, y el electrolito crea una trayectoria de corriente cuando se aplica un campo eléctrico (Figura 1). Luego se mide la impedancia entre los electrodos. La abertura crea lo que se denomina “zona de detección”. Las partículas a baja concentración, suspendidas en el electrolito, pueden contarse al hacerlas atravesar la abertura. A medida que una partícula atraviesa la abertura, un volumen de electrolito equivalente al volumen sumergido de la partícula se desplaza de la zona de detección.

Esto produce un cambio a corto plazo en la impedancia de la abertura. Este cambio puede medirse como pulso de voltaje o pulso de corriente. La altura del pulso es proporcional al volumen de la partícula detectada. Si se supone una densidad de partícula constante, la altura del pulso también es proporcional a la masa de la partícula. Esta tecnología también se denomina como tecnología de abertura.

Usando circuitos de analizador de altura de pulsos y recuento, se puede medir la cantidad y el volumen de cada partícula que atraviesa la abertura. Si el volumen del líquido que atraviesa la abertura puede controlarse y medirse de manera precisa, también se puede determinar la concentración de la muestra. En los instrumentos COULTER COUNTER, tales como el Multisizer™ 3 y 4, los instrumentos de recuento y determinación del tamaño de partículas, los pulsos se digitalizan y guardan con varios parámetros clave que describen cada pulso, como la altura del pulso, el ancho del pulso, la marca de tiempo, el área del pulso, etc. Estos parámetros permiten que el instrumento discrimine mejor entre pulsos de ruido y señal, así como entre pulsos normales y distorsionados por diferentes motivos cuando las partículas atraviesan la abertura. Los pulsos guardados pueden utilizarse para controlar los cambios de la muestra durante el periodo de medición si los pulsos se configuran por orden temporal. En la práctica, el volumen de las partículas a menudo se representa en términos de diámetro esférico equivalente. El volumen (o tamaño) de partícula medido luego se puede utilizar para obtener la distribución del tamaño de partícula.

Con tasas de recuento y determinación de tamaño de hasta 10.000 partículas por segundo, lleva menos de un minuto realizar una medición típica con un instrumento COULTER COUNTER. La exactitud de las mediciones de tamaño pueden ser mejores que el 1 %. El tamaño de abertura generalmente oscila de 20 a 2000 µm. Cada abertura puede usarse para medir partículas dentro de un intervalo de tamaño del 2 al 80 % del diámetro nominal. Por lo tanto, es factible un intervalo de tamaño de partícula general de 0,4-1600 µm. Sin embargo, la capacidad de la tecnología de analizar partículas se limita a aquellas partículas que pueden suspenderse correctamente en una solución de electrolito. Por ende, el límite superior puede ser de 500 µm para la arena pero solo 75 µm para las partículas de carburo de tungsteno. Además, el límite de tamaño inferior está limitado por el ruido electrónico generado principalmente dentro de la abertura en sí.

La selección del tamaño de abertura más adecuado depende de las partículas que deben medirse. Si la muestra que debe medirse está compuesta de partículas en gran medida dentro de un intervalo de tamaño de 30:1 de diámetro, se puede elegir la abertura más adecuada. Por ejemplo, una abertura de 30 µm puede medir partículas de aproximadamente 0,6 a 18 µm de diámetro. Una abertura de 140 µm puede medir partículas de aproximadamente 2,8 a 84 µm de diámetro. Si las partículas que deben medirse abarcan una gama más amplia de lo que una abertura sola puede medir, se deben usar dos o más aberturas y los resultados de las pruebas se pueden superponer para proporcionar una distribución completa del tamaño de partícula.

La resolución más alta para el análisis del tamaño de las partículas

Durante la medición del principio Coulter, a medida que una partícula atraviesa la zona de detección cuando el líquido se extrae del recipiente, un volumen del electrolito equivalente al volumen sumergido de la partícula se desplaza de la zona de detección. Esto produce un cambio a corto plazo en la resistencia de la abertura. Este cambio de resistencia puede medirse como voltaje o como pulso de corriente. Al medir la cantidad de pulsos y sus amplitudes, se puede obtener información sobre la cantidad de partículas y el volumen de cada partícula individual.

La cantidad de pulsos detectados durante la medición es la cantidad de partículas medidas y la amplitud del pulso es proporcional al volumen de la partícula. Debido a que este es un proceso de medición de partícula única, produce una resolución más alta de lo que cualquier otra técnica de caracterización de partículas puede lograr. El diámetro de la partícula puede determinarse con la resolución de la medición de voltaje o corriente que puede ser muy exacta usando la tecnología electrónica actual. La amplitud de distribución puede determinarse en relación con la exactitud de una sola partícula.

Las ventajas de dicha resolución alta son numerosas; como la ventaja evidente de visualizar detalles de la distribución de tamaño de una partícula. En una medición de distribución de tamaño de partícula, en general cada distribución, ya sea que se muestre de manera acumulada o diferencial, está compuesta por algunos cientos de puntos de dato en un intervalo de tamaño previamente configurado. Cada punto de dato se denomina entrada (“bin” en inglés). Debido a que se mide cada partícula, cada entrada es una colección de partículas en un intervalo de tamaño dado. Según la amplitud de la distribución, el intervalo de tamaño total puede restablecerse a una división más delimitada, a fin de mostrar los detalles de la distribución (es decir, cada entrada puede preconfigurarse para abarcar un intervalo de tamaño más pequeño).

Otras ventajas incluyen un excelente diferencial entre dos partículas y valores estadísticos más exactos calculados a partir de la distribución. Las figuras a continuación ilustran una muestra medida usando el Multisizer 4 de Beckman Coulter y presentada en diferentes intervalos de tamaño. Los datos de pulso se reordenaron en un conjunto más preciso de entradas en la figura de la derecha, en la que se presenta un detalle mayor de la distribución.

Proceso de pulso digital

En la instrumentación del principio de Coulter, el cambio en la resistencia eléctrica causado por el pasaje de partículas por la abertura se determina usando circuitos electrónicos rápidos. Las señales detectadas se digitalizan instantáneamente a una velocidad de varios millones de veces por segundo en señales digitales. La señal digital luego se registra para cada pulso en forma de parámetros de pulso (es decir, tiempo, altura, ancho del pulso, etc.). Debido a que la mayoría de las mediciones intentan obtener el recuento de partículas o la distribución de su tamaño, la altura de pulso registrada se convierte en el tamaño de partícula usando la constante de calibración y se coloca en una de las entradas de tamaño previamente configurado. El recuento y la distribución del tamaño de partícula son el resultado acumulado de todos los pulsos medidos. Todos los parámetros de pulso registrados siguen estando disponibles para otros fines además de la distribución del tamaño de partícula de intervalo completo estándar. Estos parámetros pueden restarse u ordenarse (es decir, reprocesarse de otra manera según las aplicaciones específicas). Por ejemplo, si un operador busca una distribución de tamaño ampliada que muestre cada detalle, se puede seleccionar un intervalo de tamaño más reducido y ordenar y colocar todos los pulsos en el nuevo conjunto de entradas más específicas. Otro ejemplo es el de ordenar las alturas (o tamaños) del pulso en orden temporal (para las muestras con una distribución de tamaño estrecha) y controlar el cambio de la muestra durante la medición. Otro ejemplo podría ser el de usar la altura de pulso de gráfico como una función del ancho del pulso para obtener información sobre la forma de la partícula.